LOS PECADOS DE LA LENGUA

Dr. Renny Yagosesky

Hablar es un don que nos brinda la naturaleza para comunicarnos y lograr metas de beneficio colectivo. Esta capacidad, puede ser bien o mal usada, por lo que hay personas de palabra virtuosa y otros que cometen lo que el místico indio Sai Baba denominó “los pecados de la lengua”. Se trata de modos limitantes de expresión, que derivan de pensamientos inadecuados, reacciones impulsivas, emociones limitantes e intereses malsanos. Esos pecados, son: la mentira, el chisme, la crítica, la ofensa y la verborrea.

La mentira es la alteración o falseamiento de la verdad, para evadir consecuencias incómodas o dañar a otros. La mentira ahorra tensiones momentáneamente, pero refuerza el temor y genera culpa.

El chisme es la difusión de información (cierta o falsa), en forma de murmuración, por ociosidad o para difamar. Suele causar daños irreparables a la imagen y la reputación y se le ve como un acto común aunque de baja calaña

La crítica es juicio a la conducta ajena, lo que revela irrespeto por las diferencias.

La ofensa es la expresión de palabras consideradas groseras que se dicen como ataques, casi siempre impulsivos y agresivos, para lastimar la autoestima del ofendido.

La verborrea es exceso verbal, charla incontenible que impide la comunicación, derrocha energía y agota al oyente.

A estos pecados verbales problemáticos, nos toca ponerles filtro o freno, y crear modos de comunicación más éticos, responsables  y eficaces.

El mismo Sai Baba recomienda: “Habla poco, habla dulcemente, habla sólo cuando debas hacerlo y con quienes debas hacerlo. No levantes la voz con ira o excitación. Esto mejorará tu salud y tu paz mental, tendrás mejores relaciones y menos conflictos. Quizás se rían de ti y te llamen aguafiestas, pero tendrás suficientes compensaciones. Conservarás tu tiempo y tu energía, y podrás darle mejor uso a tu energía interna”. Gracias por leerme.

Renny Yagosesky es Ph.D y MSc. en Psicología, Conferencista y Escritor

1 comentario en “LOS PECADOS DE LA LENGUA

  1. Nancy Lopez Contestar

    Excelente mensaje. Cuanto daño se hace por decir las palabras con mala intencion, o sea mal-decir; hablar mal.
    Lo que se dice es con toda intencion..
    En la biblia, Santiago: 3: 5-6: » Asi tambien la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aqui, cuan grande bosque enciende un pequeño fuego. Y La lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua esta puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflamala rueda de la creacion, y ella misma es inflamada por el infierno..»
    Lo que contamina al hombre es lo que sale de su boca; de la abundancia del corazon habla la boca..Del corazon sale los malos pensamientos, homicidios, adulterios, hurtos, maldades…Marcos 7: 20-23
    Entonces del buen o mal corazon habla la lengua, la boca; .maldice o benduce..segun la intencion de su corazon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.