Caracas, Venezuela
+58-4168065414
proyectos@doctorrenny.com

LAS MENTES CERRADAS

Dr. Renny Yagosesky

Dr. Renny Yagosesky

La vida cotidiana nos impone diversas situaciones que nos vemos obligados a abordar y resolver. Debido a que hay tipos de personalidades diferentes, existen también modos distintos de abordaje. Digamos que cada estilo  mental genera un tipo particular de interpretaciones y de acciones. Diremos que hay, básicamente, mentes que tienden a ser abiertas y mentes que tienden a ser cerradas.

Las mentes cerradas se caracterizan por su rigidez: muestran una fuerte resistencia a la crítica y a la innovación, por lo que descartan las nuevas ideas y limitan la creatividad y el progreso.

Quienes tienen este tipo de mentalidad, se enfocan en tener razón a toda costa y en dejar las cosas como siempre han sido. Ignoran las evidencias y persisten tercamente en lo familiar aunque se haya probado su ineficacia.

Por el contrario, las mentes abiertas se muestran dispuestas a lo nuevo; son maleables y adaptativas, huyen del dogma y se someten al riesgo y a la fuerza probatoria de las evidencias. Como norma, muestran buen humor, visión amplia y flexibilidad ante el cambio, pero no comulgan con la rigidez, el autoritarismo o la rutina.

La esencia de las mentes flexibles es su capacidad de vencer prejuicios, aprender y reinventarse, en respuesta a las necesidades que surgen.

Para desarrollar una mentalidad abierta se requieren humildad, consciencia y confianza. La humildad nos lleva a comprender que no lo sabemos todo, la consciencia revela lo que se debe revisar y la confianza nos invita a avanzar y mejorar.

Conviene realizar un ejercicio de revisión autocrítica, para determinar hacia qué polo se mueve nuestra propia mente: hacia la rigidez o hacia la flexibilidad. Tenemos una mente abierta o una mente cerrada?

Después de identificar los patrones mentales que nos caracterizan, es inteligente desplazarnos hacia la apertura y la adaptabilidad, pues esa es la ruta que nos conduce a la buena salud y hacia el éxito. Gracias por leerme.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *